970x100

Se esperan presentaciones judiciales por el cambio de esquema. La Caja de Jubilaciones de la Provincia comenzará a aplicar un nuevo esquema de cálculo de los haberes previsionales, lo cual en la práctica implicará una reducción en torno a 10% respecto al cálculo anterior sin diferimiento. Con todo, al no aplicarse el ajuste previsional desde este mismo mes, el nuevo cálculo no implicará una baja nominal en los beneficios. El nuevo esquema de cálculo redundará en un “ahorro” de unos $3.000 millones el año próximo. En tanto, la salida del diferimiento, tomando un esquema de incremento de haberes similar al de 2015, debería implicar un déficit en torno a $3.800 millones. De esta forma, el resultado neto de ambas medidas implicará para la Caja un rojo de unos $800 millones en 2016, frente a los cerca de $200 millones de déficit con los que cerrará este año. El proyecto de ajuste fue votado por el oficialismo -salvo los legisladores de extracción gremial José Pihén e Hilda Bustos- la UCR, el PRO y el Frente Cívico. Córdoba Podemos (kirchnerismo) votó en contra y buscó diferenciarse de la pregonada armonización reclamada desde el gobierno de Cristina Fernández, al señalar que este proyecto difiere de aquel planteo. En tanto, la Izquierda -en sus dos bloques- y el legislador Aurelio García Elorrio, votaron en contra con duros cuestionamientos hacia la política de “ajuste” del oficialismo y al manejo histórico de la Caja. En simultáneo, manifestantes de Luz y Fuerza, docentes y activistas de partidos de izquierda protestaban fuera del recinto, detrás un férreo dispositivo policial y un vallado que blindó el edificio legislativo. Comercio y Justicia indica sobre el nuevo método de cálculo, a diferencia del actual que implicaba que la jubilaciones representaban el 82% del haber bruto del activo (previo a la vigencia del diferimiento), desde ahora el cálculo se realizará sobre la “base remunerativa”, esto es, el bruto menos el 11%. En definitiva, el 82% se aplicará sobre una base menor, lo que en la práctica implicará que el jubilado percibirá no el 82% del bruto sino el 73% de ese haber del activo. La decisión respetaría el denominado “núcleo duro” fijado por el Tribunal Superior de Justicia en el caso Bossio respecto del 82%, cuando lo fijó sobre el neto o salario líquido. El cálculo actual llevaba a que el haber del pasivo fuera similar o incluso superior al sueldo de bolsillo del activo. El esquema que implicará una reducción respecto al cálculo original, no será de hecho una reducción, toda vez que en el mismo acto se eliminará el diferimiento. Esa medida neutralizará el ajuste por el nuevo método. Así, a fin de mes, 54 mil pasivos cobrarán entre 2 y 4% más que el mes anterior. Asimismo, la Caja pagará un bono de $1.200 para los jubilados que cobren hasta $20 mil. En tanto, también se anunció una suba del haber mínimo -hoy lo cobran menos de 10 mil beneficiarios sobre los más de 95 mil- que pasará a $7.500.

500X500MuniCBA

Arcor A espanol Negro
portsaid
HWF
 
CONTACTO COMERCIAL

Data fiscal

lawebfiscali