VW T Cross

Los datos son del Informe de Ejecución Presupuestaria de la Administración Pública Nacional que elabora ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública) difundidos el viernes a ultima hora.

 

El déficit fiscal total se redujo el año pasado apenas el 0,2% del PBI: pasó del 6% al 5,8% del PBI. Esto pasó porque los gastos primarios, que no considera los intereses de la deuda, se redujeron del 2,9% al 2% del PBI pero la cuenta de intereses subió del 3,1% al 3,8% del PBI.

El año pasado, “el resultado primario arrojó un déficit de $ 274.094 millones (2% del PBI), contra un saldo primario deficitario de $ 301.351 millones obtenido a diciembre de 2017 (-9,0% interanual )” pero se devengaron $537.208 millones en concepto de intereses (+70,4% interanual, 3,8% del PBI)”.

Los datos son del Informe de Ejecución Presupuestaria de la Administración Pública Nacional que elabora ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública) difundidos el viernes a ultima hora. Allí se señala que “el resultado financiero acumulado al mes de diciembre constituyó un déficit de $ 811.302 millones (5,8% del PBI), un 31,6% superior al de 2017.” En 2017 había sido negativo en $ 612.700 millones, el 6% del PBI, repartido entre un 2,9% en gastos primarios y 3,1% en intereses.

En cambio, el Ministerio de Hacienda informó que el año pasado el déficit total fue del 5,2% del PBI, tomando los números según el movimiento de Caja, con una reducción de 0,8 puntos respecto de 2017.

La diferencia entre uno y otro radica en la forma de contabilizar los gastos. El Informe de Ejecución Presupuestaria considera, para los gastos, el momento en que se computan o asientan en forma contable, aunque esa partida no se haya pagado, y los ingresos, según el momento de su percepción. En “base Caja” se toman los gastos efectivamente realizados. Hacienda aún no publicó el informe elaborado según lo devengado. Están disponibles las cifras hasta noviembre.

Lo que pasó, según la ejecución presupuestaria, es que el “ahorro” logrado por la baja del gasto primario quedó compensado casi en su totalidad por el aumento de la cuenta de intereses y por eso el resultado negativo tuvo una leve diferencia de 0,2 puntos del PBI. El 80% del “ahorro” fiscal primario se compensó por el “desahorro” financiero “

"Los intereses de la deuda pública ascendieron en el año a $ 537.208 millones, con una suba del orden del 70,4% i.a. (el incremento más relevante de todos los rubros del gasto) continuando como el segundo rubro en importancia luego de las Prestaciones a la Seguridad Social; cuando en igual periodo del año pasado se ubicaban en tercer lugar luego de Prestaciones de Seguridad Social y las Transferencias al Sector Privado”, dice ASAP.

Por su parte, “entre los gastos primarios, los subsidios económicos (concentrados principalmente en las áreas de energía y transporte) sumaron $ 292.145 millones en 2018, un 38% más que lo devengado en 2017”. Y agrega: “En el caso de los subsidios energéticos, vale destacar el comportamiento diferenciado entre los distintos rubros: mientras que disminuyeron un 20,5% interanual las transferencias realizadas por el programa de Incentivos a la Producción de Gas Natural (Ex -Plan Gas) que subsidia la producción de gas no convencional, debido a la devaluación de la moneda nacional aumentaron las transferencias a ENARSA (+309,8%.) y a CAMMESA (+36,9%), que constituyen subsidios indirectos al consumo de energía de los hogares, influenciados por el impacto de la devaluación sobre el costo de la energía (electricidad y gas)”.

En tanto, “por debajo de la inflación interanual crecieron las Prestaciones de la Seguridad Social, las Remuneraciones y la Inversión Real Directa”.


Contacto Comercial

CONTACTO COMERCIAL
Arcor A espanol Negro
portsaid
lageneratriz
HWF